Baby Boom? Así no.

Hay un programa de televisión: Baby Boom, que está causando gran controversia en la blogosfera maternal, no he visto el programa, últimamente no veo mucho la tele, me enteré por Twitter de su existencia y pensé en verlo para poder opinar con conocimiento de causa, pero después de todo lo que he ido leyendo se me han quitado las ganas, me imagino lo que voy a ver y prefiero seguir en mi ignorancia, aún así me gustaría escribir algo sobre ello.


El parto es algo en lo que no se suele querer pensar, para muchas es simplemente un trámite ineludible por el que hay que pasar de la manera más fugaz y menos consciente posible ( conozco mujeres que desearían que las durmieran enteras y les sacaran al bebé...) , poco a poco se ha pasado de tener un parto en casa a la necesidad absoluta de un hospital, de un equipo médico completo y de un montón de aparatos para dar a luz.

La mujer ha pasado de conocer su cuerpo, de escucharlo y de responder de forma natural, a la necesidad de una guia constante por parte de matronas, ginecólogos y artilugios varios.
No estoy en contra del parto hospitalario, ni soy ferviente defensora del parto en casa, como en la mayoría de las cuestiones de la vida creo que en el término medio está la virtud y que sería perfectamente viable parir en el hospital pero respetando el ritmo de la mujer, sus necesidades y sus deseos.
El problema es que, como en otros aspectos de la maternidad, lo instintivo se ha ido perdiendo y cada vez se ha intervenido más anulando a la mujer y mermando sus capacidades, se ha ido anteponiendo la comodidad del personal sanitario al de la parturienta y todo esto aderezado con una sociedad carente de empatía pues imagino que el resultado es lo que se ve en el programa en cuestión y es que realmente creo que la mayor parte del problema es la falta de empatía en el mundo sanitario.

Mi parto no fue ni de lejos como lo había soñado y eso que para muchas mujeres fue un buen parto, para ser primeriza no estuve un número excesivo de horas, dilaté bien, el niño nació sin problemas y sólo tuve un pequeño desgarro que no me dio problema alguno, pero aún así para mi dejó mucho que desear y todo por el trato recibido.

No puede ser que llegues al hospital a dar a luz a tu hijo, con la incertidumbre de si realmente estás de parto, con el miedo a lo desconocido y con idea de no ponerte la epidural y dar con una matrona amargada ( lo siento, pero creo que es la palabra que mejor la describe) que no hace más que amargarte a ti y en vez de intentar apoyar tus decisiones no hace más que ponerte pegas y asustarte para conseguir lo que a ella le resulta más cómodo, así que de regalo me rompieron la bolsa y monitorizaron al niño cosa que yo no quería, intenté no ponerme la epidural , pero al final me la puse y una vez puesta, la respuesta fue: " ya sabía yo que no ibas a aguantar" ( pues no, no aguanté, y qué? Estaba cansada, confundida y me habían puesto de mal humor, así no hay quien se relaje y se deje llevar y aunque no fuera así, la decisión era mía).

Por suerte hubo cambio de turno y pude ver que también hay matronas maravillosas, empáticas, cariñosas, que te ayudan y te hacen sentir bien, al menos mi hijo vino al mundo en manos de una persona así.

Ojalá todo cambie y el personal sanitario que atiende al parto se vaya concienciando y dejen de lado toda esa prepotencia, deshumanización y amargura que les rodea a muchos de ellos, para ello es necesario que todas nos hagamos oír, que no consintamos esas prácticas y dejemos de normalizar una situación que lejos está de la ideal.

Basta ya de violencia obstétrica.

El carnaval de blogs sobre Baby Boom ha sido organizado a través de twitter por un grupo de madres cansadas de ver como la violencia obstétrica se ha normalizado en nuestra sociedad hasta el punto de que sea considerada la práctica "normal" y deseable.

Quienes queráis uniros a la iniciativa y expresar vuestra opinión podéis hacerlo tanto a través de entradas en vuestros blogs como a través de twitter o facebook usando el HT propio del programa #Babyboom o el alternativo #babibun



10 comentarios:

  1. Estoy muy de acuerdo contigo. también me pasó lo mismo. no quise verlo. ¿parara que?
    el mío también fue bueno. me trataron bien. pero sí pudiera cambiaría. es necesario un cambio en el sistema sanitario y en sus profesionales. quizás a base de hacernos oír...
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendremos que tener esperanza en que las cosas cambien y el personal se renueve y para ello sí creo que es importante hacernos oir.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Es que ya me parece el colmo, que una mujer vaya con las ideas claras y se permitan pisoteárselas. Y encima se mofen si pides la epidural. En fin. Tienen mucha suerte, porque en este país no estamos acostumbrados a ir poniendo quejas, porque situaciones como la que tú viviste son dignas de una bonita queja.
    Me alegro un montón de que al final tuvieras una matrona como merecías, por suerte, como las meigas, "haberlas hailas". Ojalá acaben siendo mayoría. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, una queja es lo que tendría que haber puesto, pero saben de sobra que en el momento en el que estás no la vas a poner, porque saben que una vez tienes a tu hijo se te olvida todo ( al menos por unos instantes o días ).
      Eso sí, para la próxima voy a llevar la lección mucho mejor aprendida y espero no sucumbir a sus artimañas o mejor aún, espero que me atienda una como la que vio nacer a mi hijo.
      Gracias por pasarte, un beso!

      Eliminar
  3. Es que si la matrona quiere que te pongas la epi, casi seguro que te la acabas poniendo. Basta con que no te deje tranquila, te recuerde lo que te duele, te asuste, te mire mal, te diga lo leeeento que va a ir todo...así la acabas pidiendo casi seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Q triste, verdad? De todas formas yo para la próxima espero ir mucho más "estudiada" o mejor aún, espero que me toque una buena matrona.
      Gracias por pasarte y comentar!
      Un saludo

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho tu post, la sensibilidad que transmites. Mi experiencia con el personal que nos asistió tampoco fue muy agradable pero también sé que existen profesionales más empáticos y cercanos. Gracias por compartir tus vivencias. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Cocolina, esperemos que pronto los que abunden sean los profesionales empáticos y todas podamos beneficiarnos de ello.
    Gracias por pasarte y comentar, un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Do you have any video of that? I'd love to find out some additional information.

    Here is my site summer internship

    ResponderEliminar

Me encantará leer vuestros comentarios, gracias!